Vídeos


La necesaria estabilidad para rendir al máximo

PDFImprimirE-mail Lunes, 14 de Julio de 2014 22:59

La pasada semana seguimos el Estrella Damm Castellón Open desde el lunes y a lo largo de toda la semana que duró el campeonato y, como impresión generalizada de lo que ocurrió en el torneo, nos quedó un concepto muy marcado y necesario para que los jugadores de pádel rindan a su máximo nivel sobre todo en los momentos más intensos mentalmente, sea del nivel que sea: ESTABILIDAD.

Es decir, tener la suficiente tranquilidad para poder centrarse en jugar a pádel y evitar aquellos otros elementos que perjudican lo que es perjudicial en el pádel: hacer lo necesario para jugar al máximo nivel. Para ello, existen aspectos que son fundamentales en este sentido:

- Los momentos previos a los partidos, especialmente en aquellos choques que se perciben como más complicados: los jugadores necesitan la suficiente tranquilidad antes de los partidos; tener su espacio para concentrarse, para regular su nivel de activación, para manejar los mensajes adecuados, tener la intimidad necesaria…

- Durante el partido: las interrupciones, el silencio, sentirse “libres” para poder desplegar su juego… determinar las buenas condiciones de las pistas, de los elementos ambientales (luces, espacios…) son claves para facilitar un buen entorno durante los partidos.

- Las posibles decisiones polémicas: relacionado con el punto anterior, las posibles decisiones polémicas deberían serlo lo menos posible. Por ello, tanto jugadores, como equipo arbitral, como normativa… deberían buscar la manera para que todo se desarrolle de la manera más natural posible y las soluciones a los posibles conflictos sean rápidas y aceptadas por todos buscando un consenso aceptado por los implicados. Es difícil pero también es un gran reto.

- Los tiempos muertos o similar: en ocasiones se dan momentos en que se para el juego por algún motivo, o también están los cambios de lado, descansos entre set… manejar bien estos momentos favorece que el jugador se recupere, siga “metido en lo que le favorece” y, en definitiva, guarde las fuerzas mentales necesarias para cuando sea menester.

- Los momentos posteriores a los partidos: hay jugadores que después de los partidos necesitan “digerir” lo que ha ocurrido en el partido. Hay otros que pueden hablar más con todos, desconectan más fácilmente… lo realmente importante es que cada uno, después de los partidos, sienta que se ha recuperado mentalmente para afrontar un nuevo reto posterior.

Ciertamente, para rendir al 100%, es necesario tener una buena estabilidad para que los jugadores estén pendientes de “hacer su trabajo”, esto es, jugar al pádel. Existen estrategias psicológicas o mentales que facilitan que el jugador se autorregule y alcance ese estado óptimo de funcionamiento que hace que “simplemente juegue”.

Desde nuestro cometido somos conscientes de estos aspectos, buscamos favorecer este clima ideal de rendimiento del jugador aportándoles tranquilidad a la vez que visibilidad y observamos que, cada vez más, el pádel profesional es más profesional, sin renunciar a la cercanía que siempre ha tenido. Es una gran noticia que beneficia a todos y nos llena de alegría a los que lo seguimos desde hace tiempo.

El World Pádel Tour está realizando un gran trabajo en este sentido y aunque queda trabajo por hacer, también queda camino por recorrer que augura mejoras importantes en este sentido. Es un gran circuito que cada día va a más, también (y quizás sobre todo) en buscar que los jugadores tengan las condiciones necesarias para rendir al 100% cuando juegan: recordemos que ellos nos dan un gran espectáculo apasionante.

 

David Peris Delcampo, julio 2014