Vídeos


Crear entornos enriquecedores en el pádel de los deportistas jóvenes

PDFImprimirE-mail Lunes, 17 de Junio de 2013 22:05

El fin de semana del 8 y 9 de junio de 2013, la Federación de Pádel de la Comunidad Valenciana celebró la fase final de los Jocs Esportius Escolars (Juegos Deportivos Escolares) de Pádel (bajo el auspicio de la Conselleria d'Educació, Cultura i Esport) donde más de 120 parejas (240 niños y niñas de entre 8 y 15 años) que jugaron más de 200 partidos en dos sedes (la principal en Vallpala de la Valld’Uixó y también en Scude de Nules). Y no sólo eso, actividades alternativas (Gincana, Puntería, Bolos, Diana, Lanzamiento de longitud…) aprovechando el entorno de las instalaciones con el objetivo de fomentar un espacio de ocio donde pudieran, los participantes, relacionarse con otros y disfrutar de otras opciones. Una actividad intensa, divertida, bajo un ambiente competitivo “sano” y que seguramente significó una gran experiencia para todos los participantes. Muy probablemente, estos niños y niñas tendrán ganas de volver a formar parte en un evento como ese, querrán seguir jugando a pádel quizás con más ilusión y habrán hecho (o consolidado) nuevos amigos.

La iniciación deportiva en las edades más tempranas tiene unas características particulares. En edades de formación de cualquier deporte, es necesario que las condiciones sean las mejores para lograr, al menos dos cosas:

- Que los jóvenes jugadores de pádel aprovechen al máximo la actividad deportiva.

- Que practiquen (y compitan) en este caso el pádel durante mucho tiempo y con calidad.

Para alcanzar estos dos grandes objetivos es necesario que las condiciones en las que se realiza el pádel (en este caso) tengan unas características determinadas. Por diversos estudios, sabemos que los jóvenes practican deporte, entre otras cosas por razones como las siguientes:

- Porque se lo pasan bien.

- Porque aprenden cosas nuevas.

- Porque se sienten competentes y valorados.

- Porque hacen amigos.

Es decir, sabemos que, para que un joven haga deporte durante mucho tiempo, es necesario que se lo pase bien, tenga buenas experiencias en compañía de otros, conozca a más gente de su edad, se sienta valorado y aprenda algo que le interese. Estos aspectos son clave para hacer que un joven quiera practicar un deporte; y lo haga durante mucho tiempo.


Obviamente, si buscamos deportistas que, además compitan bien, que sean también buenos jugadores de pádel, tendremos otros aspectos en cuenta como el compromiso, la responsabilidad, la gestión de momentos complicados, el saber aceptar las normas, competir, perseverancia… Pero sin olvidar la “pasión” por practicar ese deporte, sin renunciar a los aspectos antes mencionados. Es decir, para formar buenos jugadores o jugadoras, el que se lo pasen bien en condiciones favorables, hagan amigos, aprendan… incluyendo además otros aspectos más “competitivos”, es clave para que estos jóvenes jugadores lleguen a tener un alto nivel de pádel.

Aquí, el papel de los responsables organizativos, entrenadores/monitores, padres y demás personajes implicados es fundamental para que las condiciones sean las óptimas para que los más jóvenes practiquen un pádel de calidad.

Ejemplos como el ofrecido el mencionado fin de semana la Federación de Pádel de la Comunidad Valenciana, con la colaboración de la Conselleria d'Educació, Cultura i Esport son una muestra del buen trabajo que se puede hacer y se hace para consolidar una buena práctica deportiva: a través del la diversión, de buenos valores y de plantear un entorno enriquecedor para todos.

Accede a una entrevista realizada a Carlos Morell, técnico de la FPCV en la web de la Asociación de Psicología del Deporte de la Comunidad Valenciana (APECVA) pinchando aquí.

David Peris Delcampo, junio de 2013