Vídeos


Cuando la incertidumbre está muy presente…

PDFImprimirE-mail Viernes, 06 de Diciembre de 2013 20:50

La pasada semana (del 25 de noviembre al 1 de diciembre de 2013) se disputó en la provincia de Córdoba (Argentina) el International Villa Carlos Paz Open. Fue un torneo donde las inclemencias del tiempo (en una ciudad turística donde es realmente difícil ver tanta lluvia en esta época del año y lo normal es disfrutar del buen tiempo con distintas actividades de ocio) marcaron el funcionamiento de una competición que resultó apasionante por diversos motivos. Pero (extrañamente) llovió; y mucho. Y eso marcó la celebración del torneo.

Se suspendió la primera jornada de dieciséisavos de final. Existía cierta incertidumbre respecto al horario y la celebración de los partidos. Incluso tres de los cuatro encuentros de cuartos de final se jugaron el sábado por la mañana, el mismo día que las semifinales. Y hubo sorpresas en el torneo. Aunque la final la jugaron las parejas 2 (Juani Mieres y Pablo Lima, que al final ganaron en Córdoba) y 3 (Mati Díaz y Cristian Gutiérrez) del torneo, los ganadores de la anterior competición (Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez) fueron eliminados en cuartos de final (por los “míticos”· Gaby Reca y Seba Nerone). También contra pronóstico la pareja 5 (Miguel Lamperti y Maxi Grabiel perdieron contra Marcello Jardim y Aday Santana) y, los número 1, por una lesión de Fernando Belasteguín, quedaron fuera de los cuartos de final (no llegaron a jugar los octavos por un esguince de Bela; beneficiándose por ello Germán Tamane y Álvaro Cepero que disputaron su primera semifinal). ¿Hasta qué punto las situaciones inesperadas influyen en que haya sorpresas de este tipo?

Ciertamente, un elemento que favorece el óptimo rendimiento es lo que llamamos “percepción de control”, es decir, tener la sensación de que sabemos qué hacer ante las distintas situaciones a las que nos vamos a enfrentar, con los recursos suficientes para ello y con el menor grado de incertidumbre posible. Cuando este concepto está presente (sin olvidarnos tampoco de otros aspectos psicológicos), lo normal es que se dé el máximo nivel y que ganen los que tengan que ganar. Ahora bien, cuando existen “elementos extraños” es cuando más probabilidades existen de que haya sorpresas o resultados “muy inesperados”.

En el International Villa Carlos Paz Open hubo varios factores que dificultaron la percepción de control: lluvia y pista húmeda, incertidumbre en relación a los horarios de juego, rachas de viento, mucho tiempo libre, en algunos casos dos partidos en el mismo día… todo ello situaciones anómalas que dificultan el tener todo controlado para poder rendir al máximo.

La percepción de control se entrena, e incluso es posible generar estrategias para hacer frente a situaciones inesperadas; pero también lo es que en situaciones muy imprevistas existen más posibilidades para los que “a priori” tienen poco o nada que hacer.

Desde el punto de vista mental o psicológico es necesario tener en cuenta este concepto y trabajar específicamente para que el jugador o jugadora sea consciente de las estrategias que puede utilizar para fomentar la percepción de control. Con ello, junto con otras estrategias, regulamos adecuadamente distintas variables psicológicas. Como sabemos, es importante, en este sentido, que cada jugador, cada persona, sea consciente de cómo funciona mejor y qué es lo que le hace alcanzar un óptimo rendimiento. Y la percepción de control es un elemento esencial para ello. El apasionante torneo Villa Carlos Paz, lleno de sorpresas, incertidumbre y pasión en las gradas (y en la pista) nos dio buena muestra de ello.

David Peris Delcampo, diciembre 2013

Fotografías gentileza de www.padelcba.com.ar

 

Video: Programa World Pádel Tour número 34, hablando de las finales de Buenos Aires y el torneo de Villa Carlos Paz (Córdoba).

Video: Programa World Pádel Tour número 35, hablando de los torneos argentinos y las finales de Villa Carlos Paz (Córdoba).