Vídeos


Iciar Montes: "Jugar punto a punto tiene más sentido del que se suele dar"

PDFImprimirE-mail Martes, 27 de Noviembre de 2012 16:49

La Pentacampeona del Mundo de Pádel, Iciar Montes cogió su primera raqueta cuando sólo tenía cuatro años. Desde esta edad jugó a tenis (pasión que le inculcó a ella y a su hermano Chema su padre Jose María) empezando en el CT Chamartín. A los 18 años empieza a jugar al pádel “en serio” cosechando múltiples éxitos: cinco veces campeona del Mundo por Parejas con cinco compañeras distintas., seleccionadora española de Pádel en 2004, tres veces campeona del mundo por selecciones, ocho veces campeona de España, tres veces campeona del Master PPT… innumerables éxitos practicando un deporte como el pádel que, según nos dice, “le ha ayudado a canalizar sus emociones y controlar su mente”. Tanto es así, que esta licenciada en derecho por la Universidad Europea de Madrid se retiró dos veces de la competición porque sentía que debía “parar y plantearse otra manera de vivir”. En ambas ocasiones volvió con fuerza a las pistas para seguir cosechando un éxito tras otro, manteniéndose en la actualidad entre las dos mejores parejas del mundo.

PdP: Iciar, hay mucha gente en el circuito que piensa que eres una jugadora “con mucha cabeza”. ¿Qué significa eso de ser una jugadora “con mucha cabeza”?

Iciar: Es una opinión, supongo que basada en que soy menos expresiva que otras jugadoras, gane o pierda los puntos. Da la impresión de que estoy concentrada la mayor parte del tiempo. Entiendo que a eso es a lo que se refieren con esa expresión, lo que ven los de fuera.

PdP: En alguna ocasión has comentado que es fundamental el poder entrar “conectada” al partido de pádel, olvidando todo lo que no tenga que ver con ese primer momento de entrada a la pista, ya sea en el ámbito profesional o a nivel aficionado, ¿qué estrategias utilizas para poder olvidarte de lo “irrelevante” y salir centrada desde el primer momento a la pista de pádel?

Iciar: Más que olvidarme de “algo” es cambiar el estado mental que se tiene al hacer las rutinas diarias. Antes de entrar a jugar un partido de competición el estado de alerta tiene que ser máximo, el enfoque, toda tu energía, está en lo que está sucediendo dentro de la pista. Es un escenario diferente que requiere el 100% de tu atención, todos tus sentidos tienen que estar activados; digamos que yo lo vivo como un estado de conciencia ampliado, se vive en un constante presente, casi como una dimensión 4D.

PdP: Eso que dices tiene mucho que ver con distintas variables psicológicas. Una de ellas, el control del estrés, es determinante en el rendimiento sobre todo en momentos en los que “te juegas mucho”. Siendo una jugadora que ha logrado grandes éxitos, ¿puedes darnos algún consejo para manejar adecuadamente esas situaciones con una gran “carga de estrés”?

Iciar: La carga de estrés, o de presión, no depende de la importancia del punto que te estés jugando, sino de cómo uno vive esa situación internamente. En esto no hay secretos, la teoría muchos ya la saben, lo difícil es vivirlo en la propia piel y saber aplicarla. En momentos así mi consejo es que uno se observe a sí mismo, para saber qué sensaciones tiene, qué pensamientos se le pasan por la cabeza, porque cada uno tiene sus propios fantasmas. Esta es una de las mejores partes de la competición, ya se viven situaciones límites que te sirven para conocer mejor los aspectos auto limitantes y también las cualidades. A partir de ahí, es trabajar para auto superarse, siempre.

PdP: El pádel es un deporte de equipo de sólo dos componentes. Tú has cosechado muchos éxitos con distintas compañeras. ¿Cuáles crees tú que son las claves para que ese complicado equipo de dos funcione?

Iciar: Bien dicho, es un equipo, y las fuerzas de cada uno se aportan para formar un “pack indivisible”. Lleva tiempo, dedicación, entrega, paciencia, hasta que se consigue formar una pareja sólida. Muchas veces implica ceder, en sus múltiples sentidos, para que el otro tenga un espacio adecuado en el que acoplarse.

PdP: En muchos partidos de pádel ocurren “cosas raras”, en el sentido de que, por ejemplo, un partido que parecía ganado por una pareja, de repente se “da la vuelta a la tortilla” y se decanta a favor del otro equipo. ¿Qué aspectos crees tú que son fundamentales para “mantenerse estable” durante todo el partido y evitar esos altibajos?

Iciar: La frase “jugar punto a punto”, que puede parecer un tópico, tiene más sentido del que se le suele dar. Es difícil, porque por la mente se nos pasan infinidad de imágenes, pensamiento tras pensamiento, nunca calla. Sin embargo, si uno consigue jugar en el “ahora”, sólo cada punto, sin pensar en el anterior ni en el siguiente, se logra mantener una concentración de manera prolongada.

PdP: Termina el partido. Se gana o se pierde, se juega mejor o se juega peor, la compañera falla más o acierta más. ¿Cómo crees que es adecuado afrontar esos momentos finales del partido? ¿Crees que influyen esos momentos en los siguientes encuentros que va a disputar la pareja?

Iciar: Todos somos humanos, si uno gana está contento, y si pierde no lo está. Pero de ahí a pasar a un estado de euforia descontrolada o pesimismo extremo, es lo que se intenta evitar. La competición se vive con mucha intensidad, nada más terminar las emociones están aún “agrandadas”, sólo hay que dejar un poco de tiempo hasta que la “temperatura” emocional baje un poco. Esto también se puede trabajar, saber reaccionar a las derrotas y a las victorias, con moderación.

PdP: Eres una jugadora que has “aparcado” la élite del pádel hasta en dos ocasiones a lo largo de tu trayectoria profesional. Y, cada vez que has vuelto, lo has hecho para volver a estar en lo más alto del ránking. ¿Cómo se hace eso?

Iciar: Cuando decidí parar de competir sentí una voz interior, muy clara, que me lo pedía, y me alegro de haberla escuchado, porque hubiera acabado odiando mi profesión, cuando verdaderamente la amo. El regreso a las pistas me vino de la misma manera; seguí mi guía interior por encima de las opiniones externas, y me entregué en cuerpo y alma a lo que hacía. Si uno hace lo que ama, lo hará bien, más allá de si el ranking es el 1, el 2 o el 100.

PdP: A lo largo de tu carrera también has estado en el banco, actuando como entrenadora, como cuando fuiste seleccionadora española del 2004. Sabemos de la gran influencia psicológica que tiene el/la entrenador/a en sus jugadores/as. ¿Qué estrategias crees que puede utilizar el/la entrenador/a para hacer que sus jugadores/as tengan  un buen funcionamiento psicológico?

Iciar: Mi experiencia como seleccionadora fue más en un sentido organizativo y toma de decisiones, como haría un capitán de equipo. Por lo que yo he vivido, más que asesorar en el banquillo es facilitar que las jugadoras tengan todo lo necesario, pistas para entrenar, horario de comidas,  reuniones de equipo, etc.  Intentar que no existan conflictos dentro del equipo y que puedan competir con los mínimos imprevistos posibles. Sin olvidarnos de que hay que formar las parejas, consultando a las jugadoras, pero la decisión y la responsabilidad siempre es del seleccionador.

PdP: Respecto a la pregunta anterior, cada vez más hay psicólogos del deporte que trabajan, bien a título individual con jugadores/as de pádel, bien con la pareja o bien con el cuerpo técnico (asesorando a los técnicos) y/o trabajando con los deportistas). ¿Cuál crees tú que debe de ser el perfil de un buen psicólogo que trabaje en pádel?.

Iciar: Prudentemente creo que no estoy cualificada para saber el perfil de un buen psicólogo. Lo que sí está claro es que cada uno deberá trabajar con el que mejor le vaya, no todos necesitamos lo mismo. Un psicólogo puede servirle de mucha ayuda a un determinado jugador, y a otro no. Cada profesional es diferente y tendrá sus métodos de trabajo, que se encajarán mejor con uno u otro jugador.

PdP: Y, para terminar, nos gustaría que ofrecieras algún consejo para aquellos/as jugadores/as que sienten el pádel y quieren “darlo todo” practicándolo?

Iciar: Les diría que se lo tomen con calma, que no se planteen expectativas grandes a largo plazo. Que vayan sintiendo si les llena lo que hacen, si es lo que les gusta de verdad, porque como cualquier deporte, implica esfuerzo, constancia, dedicación, y también significa dejar de hacer otras cosas.

PdP: Iciar, muchas gracias por tu colaboración. Para nosotros es un placer contar con una gran campeona como tú. Te deseamos lo mejor en tus futuros proyectos.

 

Entrevista realizada por David Peris Delcampo para www.psicologiadelpadel.com, en septiembre de 2012

 

Videoconsejo: Iciar nos habla sobre cómo entrar a la pista al 100%


Video: Final femenina Master 2011 entre Montes-Llaguno y Campus-Eyheraguibel