Vídeos


Blog

La gestión emocional de Juan y Bela en su último torneo en Argentina

PDFImprimirE-mail Lunes, 01 de Diciembre de 2014 00:00

Vuelta a la tierra de origen. Ver a los amigos después de un largo año. Volver a jugar ante los tuyos, recordando antiguas sensaciones y viejos momentos emocionantes. Eso, seguramente es lo que vivieron el gran número de jugadores argentinos que jugaron el Estrella Damm Córdoba (Argentina) open disputado la semana del 24 al 30 de noviembre de 2014.

Y para los españoles, y los brasileños, una buena oportunidad para vivir el pádel “desde otra perspectiva”, recordando el gran ambiente de los inicios del pádel profesional en el mundo.

En el terreno estrictamente deportivo, Juan y Bela tenían la oportunidad de ganar su primer torneo juntos en Argentina después de mucho tiempo. Además, con el condicionante de que este era el último torneo “regular” (“sólo” les queda el Estrella Damm Másters Finals 2014) que iban a jugar la pareja Díaz-Belasteguín en su larga carrera deportiva, después de trece años en lo más alto.

Además, después de dos torneos seguidos en los que la nueva y “accidental” pareja formada por el español Paquito Navarro y el argentino Maxi Grabiel se proclamaran campeones (en Valencia y en San Fernando). Y todo eso con la ausencia por lesión de la pareja número 2 actual (formada por Pablo Lima y Juani Mieres).

En fin, se disputaba un Estrella Damm Córdoba (Argentina) Open con muy buenos alicientes y muchas emociones sobre todo para los que “volvían a casa”. Preguntas que surgen ante situaciones como éstas: ¿Cómo gestionar bien las emociones para rendir a un nivel alto? ¿De qué manera lograr que una situación emocionalmente intensa se convierta en positiva y favorecedora del rendimiento? La última oportunidad de Juan y Bela de ganar en tierras argentinas, ¿la aprovecharán o les supondrá un “peso excesivo”? ¿La inercia ganadora de Paquito Navarro y Maxi Grabiel se mantendrá también en Argentina? Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez, ganadores en 2013 en Córdoba (Argentina) ¿podrán repetir actuación?

Situaciones diferentes, emocionalmente intensas, donde existen elementos distintos a otros más habituales, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos que pueden favorecer o perjudicar el rendimiento deportivo. Tales como éstos:

- Apoyo social: las personas más allegadas (familia, amigos…) pueden favorecer el rendimiento o suponer un exceso de presión.

- Experiencias previas: el haber vivido en situaciones similares experiencias gratificantes relacionadas con el éxito; o bien otras relacionadas con el fracaso, pueden influir también en momentos de este tipo.

- Sensación de ser “la última oportunidad”: es decir, el plantearse como obligación el lograr un triunfo, o bien gestionarlo de manera que sea como un reto ilusionante influye de manera decisiva en el rendimiento.

Es decir, saber manejar adecuadamente las circunstancias emocionales para alcanzar un buen rendimiento “jugando en casa” o en circunstancias diferentes a las habituales.

Por las imágenes vistas emitidas por el Worl Pádel Tour (gran trabajo el que realiza Andrea Ballester y su equipo) se nota la gran emoción que supone jugar en Argentina para los jugadores nacidos en ese país. Cada cual, lo gestionará como mejor considere, seguramente, teniendo en cuenta al menos los tres aspectos mencionados para rendir a su máximo nivel deportivo y, además, aprovechar una gran experiencia, la de volver a jugar en su país y ante los suyos.

Mención especial supone la tremenda fortaleza que siguen mostrando Juan y Bela. Volvieron a ganar, esta vez en Argentina, en su último torneo “regular” de su historia como pareja.

Nos queda el Máster; que se plantea tremendamente apasionante por la cada vez mayor igualdad de las parejas, por el gran espectáculo que nos ofrecerán y por ver el último partido de Juan y Bela… juntos.

David Peris Delcampo, diciembre de 2014.

(Fotografías tomadas de World Pádel Tour)

 

Video: Programa World Pádel Tour num. 14 en 2014 en Córdoba (Argentina) (Fuente: Padel Addict).

 

La reconquista de una pareja de circunstancias

PDFImprimirE-mail Sábado, 29 de Noviembre de 2014 00:00

La semana pasada, del 15 al 22 de noviembre de 2014, se celebró en San Fernando (Cádiz) la última prueba del World Pádel Tour en tierras españolas (previa a la disputa del torneo argentino). Con la ausencia de las dos primeras parejas del ránking por lesión, el cuadro se convertía mucho más abiertos para aquellas parejas “aspirantes” convirtiéndose en una buena oportunidad para poder lograr un resultado quizás mejor que en anteriores torneos: un buen aliciente para una de las últimas competiciones del año donde el desgaste mental (después de una larga temporada) puede suponer un hándicap importante a la hora de afrontar con buenas garantías esta recta final de año.

Así las cosas, se disputó el Estrella Damm San Fernando Open que, además, suposo el enfrentamiento directo de dos parejas que cambiaron sus componentes entre ellas no hace mucho. Miguel Lamperti y Tito Allemandi jugaban en semifinales contra Paquito Navarro y Maxi Grabiel. Antiguos compañeros (hace apenas cuatro torneos jugaban juntos Lamperti-Grabiel y Navarro-Allemandi) en un encuentro donde seguramente muchas emociones se encontraban en el camino.

En ocasiones, ante una temporada tan larga, es bueno encontrar nuevos retos que “recarguen” los depósitos de la motivación “de calidad” para encontrar ese estado óptimo de rendimiento y esa fuerza necesaria para “jugar bien” y superar las dificultades del camino.

Circunstancias como la de que el de San Fernando sea un torneo distinto (sin Juan y Bela; ni Lima-Mieres), y/o que aparezcan con fuerza estas dos nuevas parejas (Navarro-Gabriel y Lamperti-Allemandi) pueden suponer, para los protagonistas (aparte, claro está, de su indudable calidad), un “plus” que sea determinante en ciertos momentos de la competición.

Pero no sólo, la “novedad” es suficiente para rendir bien ante nuevos retos. También lo es tener en cuenta aspectos como los siguientes:

-Definir tareas y estrategias generales y específicas: es decir, analizar las fortalezas y debilidades tanto propias como ajenas y elegir las mejores opciones para optimizar el funcionamiento individual y colectivo.

-Generar ilusión: la ilusión, entendida como un reto divertido y apasionante, es un optimizador del rendimiento si los objetivos (tareas) y estrategias están adecuadamente definidos y cada uno acepta su papel.

-Generar Cooperación adecuada: el hacer lo que cada uno tiene que hacer para que el equipo de dos funcione; tiene que ver con definir las tareas para que ese equipo funcione y cada uno haga lo que tiene que hacer, lo mejor para que esa pareja alcance su máximo rendimiento en común.

-Basarse en la realidad y el adecuado compromiso con un proyecto definido: es decir, tener en cuenta cuáles son las condiciones reales (por ejemplo, en base a la relación que tienen ambos, únicamente hasta final de esta temporada) y eliminar cualquier posible discrepancia entre el presente y futuro de ambos. Es decir, que cada uno asuma cuáles son las condiciones del “contrato” que a ambos les une para este tiempo determinado.

Ciertamente, Paquito Navarro y Maxi Grabiel se han mostrado no sólo como una pareja muy buena dentro de la pista, sino también con una gran inteligencia deportiva optimizando sus funciones y las condiciones que les ha llegado hasta el éxito. Sin duda, es un gran ejemplo de cómo aprovechar oportunidades que se presentan, a veces de manera inesperada.

Otro ejemplo más de la grandeza de este gran deporte.

David Peris Delcampo, noviembre de 2014

Fotografías tomadas de www.worldpadeltour.com

Video: Programa nº 13 World Pádel Tour 2014, correspondiente al resumen del Estrella Damm San Fernando Open (Fuente: padel addict).

 

Página 3 de 30