Vídeos


Blog

La competitividad mejora a través del reto y la necesidad

PDFImprimirE-mail Jueves, 05 de Septiembre de 2013 21:34

Primera ronda del cuadro final del World Pádel Tour La Nucía. El miércoles 28 de agosto de 2013 pasado Federico Quiles y Agustín Gómez Silingo se enfrentaban a la pareja número 2 del circuito, a los que más finales habían jugado (hasta la fecha) este año, a Juani Mieres y Pablo Lima. Ganaron por ¿sorpresa? la pareja número 10 del circuito World Pádel Tour (Quiles-Gómez Silingo) en un trepidante partido a tres sets, después de ganar el tie break del tercero.

El pasado lunes 2 de septiembre por la noche, en Radio Marca, en un programa dedicado exclusivamente al mundo del pádel (“Marca Pádel”), el entrenador de Federico Quiles y de Agustín Gómez Silingo, Miguel Sciorilli (que también entrena a los número 1 masculino y femenino, Díaz-Belasteguín y Navarro-Reiter) explicó la dificultad del cuadro que para Quiles-Gómez Silingo significaba este torneo de La Nucía. “Convertimos el posible miedo en un reto”, dijo Sciorilli. Y vencieron a los número 2 en primera ronda, culminando un gran torneo.

Y no sólo eso, hablando con jugadores muchos piensan que hace unos años, con el nivel que tienen ahora padelistas que están como pareja tres, o incluso cinco o seis, serían números uno en un tiempo no demasiado lejano. Y más: también hace unas temporadas, según también comentarios de jugadores, las primeras rondas de hace unos años eran “bastante fáciles”, en cambio ahora hay partidos seriamente complicados ya en dieciseisavos de final (tanto que las primeras parejas del ránking se han quedado en alguna ocasión en este primer partido)

El pádel ha cambiado mucho, y lo sigue haciendo cada vez más. Los jugadores entrenan todos los aspectos, se conocen, estudian, analizan opciones, se comparan con otros y buscan la manera de mejorar para mantener el ránking o incluso aumentarlo venciendo a los de arriba. Los de arriba tienen que esforzarse para mejorar porque los de un poco más abajo “les pisan los talones”. Y cada vez hay más jugadores que “aprietan desde abajo”, lo que hace que “todos se espabilen”. El pádel cada vez es mejor gracias a tanta competencia y tanta mejora constante de todos.

Es decir, la comparación con otros, la competitividad, hace que se los jugadores “se espabilen” para mantenerse o mejorar. Pero, ¿siempre es bueno compararse con otros? ¿O a veces perjudica? ¿Cuándo favorece y cuándo puede limitar el adecuado funcionamiento el plantearse objetivos que tienen que ver con el compararse con otros?

Las respuestas a estas preguntas tienen que ver con la percepción de control. Es decir, la sensación que tiene el jugador o la pareja de que puede hacer lo necesario para lograr los objetivos que se propone; que sabe lo que puede hacer para afrontar a una situación. Eso por una parte. La otra cuestión es la que planteaba Miguel Sciorilli en el mencionado programa radiofónico: plantear los objetivos como retos, buscando solucionar dificultades en lugar de centrar la atención en los problemas.

Estos dos aspectos, bien enfocados, son sinónimo de éxito (o al menos de pleno rendimiento). Es decir, relacionar objetivos que nos comparen con otros con los que mantienen la percepción de control; y plantearlos como un reto.

La competividad mejora el rendimiento si se controla, y si se combina con objetivos que dependen de uno (¿qué puedo hacer yo para alcanzar los objetivos de resultado que me planteo?) y ver la situación como algo que suponga un reto (algo que quiero alcanzar, que me supone un verdadero estímulo lograrlo). Esas son claves para el verdadero enfoque hacia el éxito.

El pádel en los últimos años crece a pasos agigantados: no sólo en el World Pádel Tour, sino en cualquier territorio (provincia, club…). La gente compite y quiere mejorar. Se compara con otros y busca la manera de vencerles. Entrena, mejora. Y cada vez hay más nivel en cada entorno. Y eso hace que el pádel crezca y crezca

Pero recordemos, la motivación hacia reto, la comparación con otros como estímulo combinado con la percepción de control (sabiendo qué se puede hacer para mejorar, qué recursos tiene cada uno, haciendo lo necesario “con cabeza”…) son las verdaderas claves de una constante mejora. Sólo así logramos el funcionamiento psicológico o mental óptimo para avanzar y avanzar.

David Peris Delcampo, septiembre de 2013

 

Adjuntamos algunos de los VIDEOCONSEJOS que grabamos en el World Pádel Tour de La Nucía:

 

Video: Horacio Álvarez Clementi (actual entrenador de Reca-Nerone) nos dice cómo manejar la conducta no verbal en los jugadores.

Video: Francisco Rodríguez, juez árbitro del World Pádel Tour, nos habla sobre cómo un juez árbitro puede ayudar a que el juego funcione correctamente,

Video: Valeria Pavón nos dice cómo jugar un tie break.

Video: Gaby Reca nos dice cómo jugar los puntos importantes.

Video: Alejandro González, gerente del Club Pádel Point de La Nucía, nos dice cómo fidelizar clientes a través de una buena gestión.

 

 

La “Zona de Confort” de mitad de temporada

PDFImprimirE-mail Martes, 20 de Agosto de 2013 21:59

Estamos a mitad de temporada del World Pádel Tour. Sin contar los respectivos Máster finales, décima (de 18) prueba del World Pádel Tour Masculino, cuarta (de siete) del femenino (la semana pasada, en Málaga) y, en el Junior, tercera prueba de cuatro. Ganan los de siempre. ¿Cuál es la causa? ¿No hay sorpresas? Suele ocurrir que, a medida que avanza la temporada, las sorpresas son cada vez menores. Si no ocurre nada extraño (lesiones u otros imprevistos) ganan los que “tienen” que ganar.

Obviamente, si ganan los que ganan es porque son muy buenos, los mejores. Y en el pádel, quizás esto ocurre más que en otros deportes por sus propias características (según dicen los expertos). Aspectos técnicos, tácticos, físicos y de gestión de momentos mentalmente relevantes en el juego: los buenos son buenos por todos estos detalles. Esto, parece obvio. Es lógico.

Pero existe otro elemento a tener en cuenta que facilita (sobre todo en el pádel), que ganen quien tenga que ganar y “no haya sorpresas”: el “conformismo involuntario” o el estar en la “zona de confort”. Es decir, los seres humanos tendemos, en general y de manera involuntaria a, en cuanto nos encontramos en una situación cómoda, en la que nos sentimos seguros y donde no nos cuesta demasiado mantenernos (¿para qué sufrir más si aquí estoy bien?) “querer” permanecer ahí. En cuanto nos sentimos en esta zona de confort, bajamos los brazos. Ya estamos bien, ¿para qué moverse? Esa es la sensación que, de manera involuntaria ocurre, en general en los seres humanos. Es algo adaptativo, que hace que las personas dejemos de exponernos a situaciones inesperadas y facilita la supervivencia de la especie (pensemos, por ejemplo, en épocas anteriores donde el ser humano estaba expuesto a múltiples peligros de la naturaleza y/o de otros grupos humanos: éste era un mecanismo básico para sobrevivir).

En el pádel, también ocurre esto de alguna manera: cuando un jugador o jugadora se siente “cómodo”, sin querer tiene la tendencia a aceptar que esa es su situación (zona de confort) y se conforma con ello. Además, también sabemos (recordemos otros escritos de este espacio web) que las experiencias de éxito y fracaso se asocian a los rivales y ya se parte con una tendencia antes de empezar un partido. Es decir, por un lado está la “zona de confort” y por otro son las experiencias anteriores que le “dicen” al jugador, jugadora o pareja cuál es el resultado más lógico en cada enfrentamiento (expectativas para ese partido y/o torneo). Ambos factores aumentan las probabilidades de que se mantenga en esta zona de confort.

De esta manera, es necesario tener en cuenta aspectos físicos, técnicos, tácticos, de gestión mental o psicológica de momentos del juego… y también ésta “conformidad involuntaria” que hace que “sin querer” se mantengan cómodos en esa “zona de confort”.

Existen varias estrategias para “romper” con esta “comodidad involuntaria”, y el primer paso es reconocer “donde estamos”, cuál es la verdadera realidad de la pareja (y de los/as jugadores/as) para, a partir de ahí buscar lograr el mayor éxito realizando el mejor juego posible.

Un ejemplo de esta “rotura” de la “zona de confort” nos lo mostró (y nos lo muestra cada día) el tenista Rafa Nadal. Cuando Roger Federer ganaba a todos y todo, fue el que, de verdad rompió con la idea de que no se podía ganar. Nadal buscó la manera de mejorar y encontrar la manera de vencerle, a través de plantearse objetivos estimulantes y mejorar aspectos de su juego. Se planteó salir de esa zona de confort, de romper el conformismo de que a Roger no se le podía ganar. Y le venció. Pero no sólo eso; el estilo de funcionamiento que muestra Nadal (cada día) es un gran ejemplo de qué hacer para evitar acomodarse (zona de confort) en exceso.

Obviamente, lo planteado hoy aquí es sólo un factor más que influye en el rendimiento en el pádel, ya que, como hemos dicho, los mejores son muy buenos por varias cosas; aunque es un elemento importante a tener en cuenta para alcanzar el rendimiento óptimo y seguramente lograr metas insospechadas. Es bueno tenerlo en cuenta y buscar la manera de ser más eficaces en el juego para aumentar las probabilidades del éxito.

Por cierto, en el pasado Castellón International Open, Trofeo Castellón Spain, celebrado en Benicàssim del 12 al 18 de agosto de 2013, décima prueba del World Pádel Tour de este año, tuvimos la oportunidad de estar presente en el mismo, hablar con jugadores, técnicos y generar material, sobre todo audiovisual, para todos los que nos siguen (que ya estamos montando y preparando para que esté disponible todo desde nuestro canal de youtube). Es realmente apasionante compartir momentos desde “afuera” pero muy cerca con tantos jugadores, entrenadores… y además, que quieran compartir consejos con nosotros. Gracias a World Pádel Tour, a jugadores, organización, técnicos y a todos e iremos colgando los videoconsejos tanto en las redes sociales como en nuestra página y el canal de youtube.

Enhorabuena a todos y gracias por ofrecernos tanto.

David Peris Delcampo, agosto de 2013

Adjuntamos algunos de los VIDEOCONSEJOS que grabamos a entrenadores en Benicàssim la semana pasada:

 

Video: Máximo Castellote (entrenador Lamperti-Grabiel) nos dice qué hacer para entrar a un partido al 100%.

Video: Severino Iezzi (entrenador de Guitiérrez-Díaz) nos habla de cómo el entrenador puede facilitar el funcionamiento de los jugadores.

Video: Javier Casadesús (entrenador Gisbert-Bainad) nos dice qué hacer en los momentos importantes.

Video: Ramiro Choya (entrenador Navarro-Muñoz) nos dice cómo el entrenador puede gestionar los aspectos psicológicos de los jugadores

Video: Rodrigo Ovide (entrenador Gutiérrez-Sánchez) nos dice qué puede hacer un entrenador desde el banquillo en un partido de pádel.

Video: Miguel Sciorilli (entrenador Díaz-Belasteguín y Gómez Silingo-Quiles) nos habla sobre cómo el entrenador puede entrenar aspectos psicológicos en el pádel.

 

 

Página 22 de 30