Vídeos


Blog

Crear entornos enriquecedores en el pádel de los deportistas jóvenes

PDFImprimirE-mail Lunes, 17 de Junio de 2013 22:05

El fin de semana del 8 y 9 de junio de 2013, la Federación de Pádel de la Comunidad Valenciana celebró la fase final de los Jocs Esportius Escolars (Juegos Deportivos Escolares) de Pádel (bajo el auspicio de la Conselleria d'Educació, Cultura i Esport) donde más de 120 parejas (240 niños y niñas de entre 8 y 15 años) que jugaron más de 200 partidos en dos sedes (la principal en Vallpala de la Valld’Uixó y también en Scude de Nules). Y no sólo eso, actividades alternativas (Gincana, Puntería, Bolos, Diana, Lanzamiento de longitud…) aprovechando el entorno de las instalaciones con el objetivo de fomentar un espacio de ocio donde pudieran, los participantes, relacionarse con otros y disfrutar de otras opciones. Una actividad intensa, divertida, bajo un ambiente competitivo “sano” y que seguramente significó una gran experiencia para todos los participantes. Muy probablemente, estos niños y niñas tendrán ganas de volver a formar parte en un evento como ese, querrán seguir jugando a pádel quizás con más ilusión y habrán hecho (o consolidado) nuevos amigos.

La iniciación deportiva en las edades más tempranas tiene unas características particulares. En edades de formación de cualquier deporte, es necesario que las condiciones sean las mejores para lograr, al menos dos cosas:

- Que los jóvenes jugadores de pádel aprovechen al máximo la actividad deportiva.

- Que practiquen (y compitan) en este caso el pádel durante mucho tiempo y con calidad.

Para alcanzar estos dos grandes objetivos es necesario que las condiciones en las que se realiza el pádel (en este caso) tengan unas características determinadas. Por diversos estudios, sabemos que los jóvenes practican deporte, entre otras cosas por razones como las siguientes:

- Porque se lo pasan bien.

- Porque aprenden cosas nuevas.

- Porque se sienten competentes y valorados.

- Porque hacen amigos.

Es decir, sabemos que, para que un joven haga deporte durante mucho tiempo, es necesario que se lo pase bien, tenga buenas experiencias en compañía de otros, conozca a más gente de su edad, se sienta valorado y aprenda algo que le interese. Estos aspectos son clave para hacer que un joven quiera practicar un deporte; y lo haga durante mucho tiempo.


Obviamente, si buscamos deportistas que, además compitan bien, que sean también buenos jugadores de pádel, tendremos otros aspectos en cuenta como el compromiso, la responsabilidad, la gestión de momentos complicados, el saber aceptar las normas, competir, perseverancia… Pero sin olvidar la “pasión” por practicar ese deporte, sin renunciar a los aspectos antes mencionados. Es decir, para formar buenos jugadores o jugadoras, el que se lo pasen bien en condiciones favorables, hagan amigos, aprendan… incluyendo además otros aspectos más “competitivos”, es clave para que estos jóvenes jugadores lleguen a tener un alto nivel de pádel.

Aquí, el papel de los responsables organizativos, entrenadores/monitores, padres y demás personajes implicados es fundamental para que las condiciones sean las óptimas para que los más jóvenes practiquen un pádel de calidad.

Ejemplos como el ofrecido el mencionado fin de semana la Federación de Pádel de la Comunidad Valenciana, con la colaboración de la Conselleria d'Educació, Cultura i Esport son una muestra del buen trabajo que se puede hacer y se hace para consolidar una buena práctica deportiva: a través del la diversión, de buenos valores y de plantear un entorno enriquecedor para todos.

Accede a una entrevista realizada a Carlos Morell, técnico de la FPCV en la web de la Asociación de Psicología del Deporte de la Comunidad Valenciana (APECVA) pinchando aquí.

David Peris Delcampo, junio de 2013

 

Enfoque motivacional hacia la tarea y hacia el reto de las Gemelas y de los Reyes

PDFImprimirE-mail Martes, 11 de Junio de 2013 02:06

Este último fin de semana se ha disputado la cuarta prueba del World Pádel Tour y la primera en la que intervienen las “chicas”: aparece por fin el circuito femenino. Y con grandes sorpresas: Las gemelas Sánchez-Alayeto ganan esta primera prueba femenina eliminando ni más ni menos que a las (hasta ahora) indiscutibles número 1 en cuartos de final y a la quizás pareja número 2 (o tres) en semifinales para derrotar en la final a otra pareja más experimentada (aunque nueva de este año, Cata Tenorio y Valeria Pavón). Y en su primera final.

Al acabar la final, Mapi y Majo Sánchez Alayeto dijeron que se habían planteado el torneo para divertirse, buscando hacer su juego y dar su máximo.

Por su parte, en categoría masculina, los de siempre, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín (esta vez en “casa” de Bela) volvieron a ganar. Como ya sabemos, Fernando Belasteguín, “Bela” viene de recuperarse en tiempo quizás record de una importante lesión de codo para volver a ganar los cuatro torneos, junto a Juan Martín Díaz, en los que han participado en esta temporada 2013.

Los Reyes Juan y Bela siguen mandando, después de doce años. Las gemelas Sánchez Alayeto ganan contra pronóstico el primer torneo de la era femenina del World Pádel Tour. ¿Cómo es posible que rindan a su máximo nivel ambas parejas, ante situaciones tan distintas? ¿Qué variables psicológicas podemos percibir que influyen en el alto rendimiento de estas dos parejas que han ganado el World Pádel Tour de Barcelona?

En un artículo de esta web (accede pinchando aquí), explicamos la importancia de tener en cuenta las variables psicológicas a la hora de buscar el óptimo funcionamiento de cada deportista, equipo… cuando se alcanza el máximo rendimiento. De hecho, para funcionar “bien” es necesario “ajustar adecuadamente cada variable psicológica a cada persona, a cada “pareja de dos”, a cada situación…

¿Qué es lo que hace que los deportistas que ganen torneos tengan “hambre”? ¿Qué es lo que hace que los jugadores o jugadoras de pádel busquen insistentemente lograr aquello que se proponen? Motivación: que es sin duda una variable psicológica muy influyente en el rendimiento deportivo.

La motivación es la fuerza o interés por conseguir “algo” (para mí por conseguir un objetivo, sea del tipo que sea). Es decir, un deportista está suficientemente “motivado” hacia algo (objetivo), si de verdad va a lograrlo con la suficientemente persistencia e intensidad hacia “algo” y ese “algo” (objetivo) puede ser favorecedor del rendimiento o todo lo contrario (depende del tipo y de la manera de plantear ese objetivo).

En el World Pádel Tour de Barcelona se intuye (desde “fuera”) en los ganadores dos aspectos que son claves para tener ajustada una buena motivación en la actividad deportiva:

- Centrados en la tarea (como cuando Majo y Mapi declaran que han hecho todo lo posible, que han disfrutado “haciendo su trabajo” y que han dado el máximo, buscando superar retos).

- Buscar retos atractivos y realistas (como cuando Juan y Bela hablan de seguir estando en o más alto, alcanzar un alto nivel de juego, hacer historia…).

Esto es lo que se llama “enfoque motivacional”: ese “algo” hacia lo que dirigimos la motivación. No es lo mismo, por ejemplo, estar centrado únicamente en el resultado (“algo” que no se controla al 100%) que en dar el máximo de lo que depende de uno (acciones, intensidad en el juego, estrategia, aspectos técnico tácticos…). Como tampoco lo es estar centrado en “querer lograr algo” (como “jugar de una determinada manera”) que en “evitar que algo suceda” (como por ejemplo “no perder”).

Si el enfoque está centrado hacia algo que puedo controlar (hacer bien mi trabajo) y encima me supone un reto realista (quiero conseguir algo que es importante para mí), la incidencia en el juego es muy favorecedora: el jugador (o jugadora) da su máximo, haciendo lo que sabe hacer con la suficiente persistencia e intensidad (motivación) centrándose en aquello que es realmente importante: su juego. Y eso, obviamente, influye en las otras variables psicológicas (recordemos).

Encontrar el adecuado enfoque motivacional para cada pareja es fundamental para alcanzar el máximo rendimiento. ¿El ideal? Hacer lo máximo que se puede hacer buscando lograr algo suficientemente atractivo (ajustado a la realidad). Al parecer, esto ocurrió claramente en las gemelas Alayeto, y viene ocurriendo en los Reyes desde hace mucho.

En ocasiones esto es complicado, sobre todo cuando aparentemente se tiene que ganar partiendo (teniendo que “defender” un ránking) y se carece de retos suficientemente atractivos por los que pelear. Aunque, como sabemos, también las otras variables psicológicas tienen “algo que decir”.

Esto, como todo, es adecuado adaptarlo a cada persona en particular, a cada pareja, a cada equipo… pero parece claro (la investigación también nos lo demuestra) que “hacer tu trabajo” buscando retos atractivos (y realistas) es una combinación sinónimo de máximo rendimiento (combinándolo adecuadamente con las otras variables). Un gran ejemplo: lo ocurrido este fin de semana.

Seguiremos atentamente lo que ocurra en los próximos torneos que esperamos sean tan apasionantes como lo vivido hasta ahora. Veremos cómo siguen gestionando magistralmente los Reyes este tipo de cuestiones (también qué hacen las parejas “perseguidoras”) y qué ocurre en el circuito femenino (que, aparentemente, este año parece más “abierto” que nunca).


David Peris Delcampo, 11 junio de 2013

 

Página 26 de 30