Vídeos


Blog

La ilusión por ser el mejor

PDFImprimirE-mail Jueves, 03 de Julio de 2014 22:33

El pasado fin de semana (del 23 al 29 de junio de 2014), en el Estrella Damm International Open de Córdoba, volvieron a ganar los actuales número 1 después de estar, durante sólo una semana en el puesto número dos de la clasificación, después de 12 años seguidos en lo más alto del ránking mundial. Por su parte, los número 2 (que fueron 1 tan sólo durante una semana) mantienen su gran nivel y están al acecho. Siguen, siguen y siguen.

Por su parte una ¿sorpresa? En semis, donde la conexión canaria Aday Santana y Jordi Muñoz derrotaron a los últimos ganadores del Másters 2013, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, con una (al menos) curiosidad: el entrenador de esta temporada de los canarios era el de los argentinos en el curso deportivo anterior.

Por lo demás, sorpresas (o quizás “solo” mucha igualdad) desde el primer partido de la preprevia con el desembarco de las parejas número 1 y 2 del ránking argentino que se quedaron en estas fases antes del cuadro principal. Partidos muy disputados y nivel cada vez más alto y parejo desde las primeros partidos.

Juan y Bela siguen ahí. Después de doce temporadas en lo más alto. Es muy difícil lo que hacen, lo que han hecho. Es necesario, además de una gran calidad padelística, una fuerza mental enorme para soportar lo que significa ser los número uno, la pareja a batir y seguir ahí, una y otra vez.

En este torneo, Juan y Bela siguieron a lo suyo, con la ilusión de seguir siendo los mejores del ránking, sin olvidarse de qué les ha hecho estar donde están: analizar sus fortalezas y debilidades buscando soluciones para cada situación que se les plantea. En una entrevista del medio oficial del World Pádel Tour, Bela explicaba cómo se plantearon el partido de semifinales contra los canarios: buscaron soluciones técnico-táctica a los problemas que les podían presentar Aday y Jordi. Además, transmiten ilusión por seguir mejorando, por seguir estando ahí, sin regalar nada, dándolo todo. Al menos, esa es la opinión que nos queda desde afuera y que seguramente es lo que les hace ser tan grandes.

Ciertamente, esa es la clave por rendir a un alto nivel aún en las situaciones donde el resultado está muy presente: ilusión y búsqueda de soluciones desde la realidad. Quizás aquí podríamos añadir el “partido a partido”, pero sin olvidarnos de los otros dos aspectos. Vivir el presente con ilusión y búsqueda de mejora constante. Son muy grandes, jugando al pádel y sobre todo por esto.

Veremos lo que ocurre en los próximos torneos. Apostaría a que Juan y Bela volverán a mostrar esa tremenda ilusión por seguir ahí arriba. Ah, y Juani Mieres y Pablo Lima seguirán esperando su oportunidad. Otros que también siguen y siguen…

Veremos lo que ocurre también en las primeras rondas del circuito. Grandes partidos dignos de observación… Veremos qué nos depara este apasionante World Pádel Tour. Siguiente parada: Castellón.

David Peris Delcampo, julio de 2014

 

Video: Programa Nº 3 World Pádel Tour correspondiente al Estrella Damm Córdoba Open 2014 (vía Padel Addict).

 

La dificultad de mantenerse en lo más alto

PDFImprimirE-mail Viernes, 20 de Junio de 2014 12:31

El pasado día 11 de junio, se actualizó el ránking World Pádel Tour, ya después de que se realizara el sorteo del Estrella Damm International Open de Badajoz. Por primera vez en 12 años, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín dejaban de ser número 1 en beneficio de los hasta entonces número 2, Pablo Lima y Juani Mieres.

En el cuadro femenino también hubo cambio de líderes el día 11. Carolina Navarro y Cecilia Reiter volvían a la posición de privilegio en detrimento de Patty Llaguno y Elisabeth Amatriain, a muy pocos puntos de distancia entre ellas y con dos parejas “acechando”: las gemelas Sánchez Alayeto y Alejandra Salazar-Iciar Montes.

Y así, con cada vez más igualdad se disputó el Estrella Damm Badajoz Open, correspondiente a la segunda prueba del circuito World Pádel Tour 2014. Y los que lograron ser número 1 el día 11 de junio, perdieron esta condición por los resultados cosechados en Badajoz (no así las chicas que, a pesar de la igualdad reinante y los resultados en el último World Pádel Tour, se mantienen Navarro-Reiter en lo más alto del ránking, a pesar de que el torneo lo ganaron las gemelas Sánchez Alayeto, jugando la final contra Alejandra Salazar e Iciar Montes). De esta forma, Juan y Bela, los que han sido número 1 durante 12 años seguidos, vuelven a serlo tras una única semana de número 2.

El torneo se disputó con estos condicionantes y preguntas al respecto: ¿Cómo aguantarían la presión los nuevos número 1, Juani Mieres y Pablo Lima defendiendo este lugar de privilegio y sabiendo que necesitaban ganar en Badajoz para seguir ocupando esta plaza? ¿De qué manera afectaría a Juan y Bela el ser número 2 y poder volver a ser número 1? ¿Y en las chicas, cómo afecta esa igualdad y las posiciones del ránking?

Obviamente, cada persona es como es, cada pareja es como es y la calidad y estado de forma tienen un papel determinante en el resultado final de los torneos. Pero sabemos que manejar adecuadamente este tipo de presiones añadidas favorece el poder alcanzar resultados satisfactorios.

Es muy complicado lo que han hecho Juan y Bela durante tanto tiempo. Ni más ni menos que 12 años seguidos en lo más alto. Tener que jugar con la presión de estar siempre arriba, de ser los rivales a batir, de ser objeto de estudio de todos buscando la manera de vencerles. Y este año, sólo por una semana (y tras sufrir durante el año pasado lesiones y circunstancias inoportunas) han dejado de ser número 1 aunque han recuperado el trono pocos días después.

¿Qué hace que jugadores sometidos a la presión por ganar, por mantener algo que ha constado conseguir sigan rindiendo a un máximo nivel? ¿Cómo se supera el miedo a perder lo que se ha logrado con tanto esfuerzo? ¿Cómo jugar cuando el ránking está en juego?

Básicamente, existen dos estilos motivacionales que hacen que funcionemos en una competición deportiva: centrarse en lo que depende de uno; o bien estar pendiente del posible resultado que se puede obtener en esa competición. En general, es adecuado combinar ambos estilos, aunque en situaciones donde se un gran resultado está en juego estar demasiado pendiente de lo que “puede perder” hace que el funcionamiento deportivo sea peor: se “encoje el brazo”, se toman “malas decisiones”, aparece el enfado, se está más tenso de lo habitual, se comenten más errores no forzados… En cambio, cuando un jugador/a de pádel se plantea la competición como un reto estimulante centrándose en lo que puede hacer en cada momento, se disfruta, se juega y se alcanza un alto rendimiento, aún en situaciones donde uno se “juega mucho”. Es, muchas veces, muy complicado "olvidarse del resultado" y hacer lo máximo que depende de uno, de ahí la importancia de valorar el trabajo de aquellos deportistas que funcionan muy bien aún cuando defienden un resultado en juego muy importante para ellos.

Sin entrar a valorar qué ocurrió en Badajoz (muchas veces es difícil valorarlo desde fuera), parece apasionante observar e intentar intuir cómo afectan este tipo de aspectos al funcionamiento de los/as jugadores/as y cómo manejan estas situaciones. En este caso, manejar el enfoque motivacional es clave para alcanzar grandes resultados en este deporte. En Badajoz, al menos existía esa “presión por el resultado” que afectó más o menos a los jugadores.

 

David Peris Delcampo, junio de 2014

 

 

Video: Programa nº 2 World Pádel Tour 2014 correspondiente al Estrella Damm Badajoz Open (Vía Time 2 Padel).

 

Página 9 de 30